Todo lo que tienes que saber sobre la obtención de la clave SAT para venta de vehículos usados

Tomar la decisión de vender tu automóvil usado puede ayudarte de forma económica para contar con dinero para otro objetivo. Sin embargo, esta decisión requiere que realices un proceso en materia fiscal que puede ser desconocido para ti.

Ten en cuenta que este proceso deberás realizarlo sin importar si la venta la realizas a una distribuidora de automóviles o a una persona física, puesto que es un requisito para mantenerte al día con el Servicio de Administración Tributaria  SAT .

Pensando en esto, te hemos reunido todo lo que necesitas saber sobre cómo obtener clave SAT para venta de vehículos usados y la generación de la respectiva factura que respalde la venta.

Hombres estrechando la mano con un vehículo en la parte de atrás

Razones para generar una factura por la venta de tu automóvil usado

Si bien el asentamiento de la operación ante el SAT es, de alguna forma, obligatoria para el control de las operaciones de compra y venta dentro del territorio, este procedimiento también tiene beneficios para ti y tu contraparte.

Esto se debe a que las  autoridades fiscales  consideran este tipo de transacciones como indicadores para la deducción de impuestos, tanto para el comprador como para el vendedor.

Ahora bien, la mayor duda ante este tipo de procesos es cuando el vendedor no se encuentra autorizado para emitir facturas o en el caso de que el comprador sea una persona física y se mantenga fuera de los regímenes estipulados por el SAT.

En este caso, la respuesta se puede conseguir en la Guía de inscripción en el RFC con CURP, sin obligaciones fiscales, siendo este un documento expedido por el SAT donde se establecen algunos puntos para aquellos que enajenan vehículos usados. El apartado indica lo siguiente:

Las personas físicas que enajenan vehículos usados pueden inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes a través de quienes adquieren o usan temporalmente sus productos, excepto las personas físicas con ingresos por actividades empresariales y profesionales y del régimen de incorporación fiscal.”

Procedimiento para generar una factura de tu automóvil usado

Calculadora con facturas

Muchas personas podrán recordar que en años anteriores para vender un automóvil y conseguir la deducción de los impuestos correspondientes, se acostumbraba que el vendedor del vehículo endosara su factura original al comprador, a cambio de que el comprador le otorgara al vendedor un cheque nominativo.

Este proceso permitía que se pudiera agregar en su contabilidad como un activo, lo cual favorecía que se incluyera en el proceso de deducción. Así de fácil era completar la transacción entre el vendedor y el comprador y salían ganando ambas partes.

No obstante, hoy en día se hace necesario que el vendedor de un automóvil usado genere una factura para poder realizar la deducción tanto para él como para el comprador.

En este punto, es necesario que tengas en cuenta que para generar una factura de automóvil en el SAT debes encontrarte autorizado para emitir un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI). Para esto es indispensable que te encuentres dando de alta en el Servicio de Administración Tributaria, contando con tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Si aún no te encuentras inscrito, te invitamos a ver nuestros artículos relacionados Darte de alta en el SAT: ¿Cómo hacerlo o consultar si ya lo has hecho? Y Todo lo que no sabías sobre cómo sacar el RFC en el SAT con la CURP, para obtener toda la información que necesitas al respecto.

En el caso de que si te encuentres dado de alta y con tu RFC en regla pero no tributes bajos los términos establecidos por el SAT para generar una factura para la venta de tu automóvil usado, puedes decantarte por una solución sencilla que ofrece la misma institución.

Esta solución consiste en que te des de alta como “Persona Física sin Actividad Económica”, lo cual te permite que puedas proceder con tu transacción comercial sin ningún obstáculo y sin tener que contraer ninguna obligación directa establecida para los contribuyentes.

Es importante señalar que para poder llevar a cabo este trámite, no deberás estar inscrito en el régimen de actividades empresariales o profesionales, puesto que en ese caso si podrías expedir la factura de tu automóvil sin problemas. Por otra parte, deberás contar con tu CURP y con tu RFC en regla.

Generación de la factura de tu automóvil

Dos hombres cargando carpetas

Conseguir un comprador para tu automóvil es el primer paso para que puedas vender. Sin embargo, debes tener en cuenta que tendrás que movilizar un poco de papeleo para completar todo el proceso.

Para comenzar, es indispensable que le entregues al comprador la factura original del vehículo, es decir, la factura que te entregaron al momento de la compra. Esta puede ser física o digital, dependiendo de cómo la mantengas en tu poder.

Por otro lado, es fundamental que se deje constancia de tu conformidad con el proceso de compra y venta del vehículo con un documento, bien sea para un particular o para una distribuidora de automóviles. Esto permite que todo se mantenga de forma legal y no se tenga problemas más adelante.

Por último, es importante que cuenten con la constancia de cambio de propietario expedida en el padrón vehicular. Esto hará que todo el procedimiento sea mucho más sencillo y que al generar tu factura termines con el proceso sin dilaciones.

Una vez que te hemos explicado lo anterior, ahora debemos hablar del proceso para generar tu factura de forma exitosa. Este procedimiento puede darse de dos maneras. La primera se encuentra dirigida de forma directa a personas que desean vender su auto a una distribuidora de vehículos, mientras que la segunda opción se encuentra totalmente centrada en el sistema del SAT.

Obtén la clave del SAT para la venta de tu vehículo usado

Hombre en su computadora

Antes de que puedas ocuparte de generar la factura de la venta, se hace imperativo que cuentes con la clave correspondiente para esta transacción dentro del SAT.

Para ello, puedes ingresar en el portal SAT y conseguir su catálogo de productos y servicios. Para ello, haz clic en la opción del menú “Factura electrónica”, seguido de “Ver más” en la parte baja de su submenú.

Página de inicio del SAT con señalización delas opciones del menú de Factura Electrónica

En esta página podrás ver una serie de casillas con opciones. Selecciona “Consulta” y dale clic en “Catálogo de productos y servicios”. Serás redirigido a una nueva página con información relevante al proceso que quieres realizar, así como algunas indicaciones para que lo consigas.

Área de instrucciones para entrar al catálogo

Ahora dale clic en “Iniciar” y podrás ver una nueva página donde tendrás que colocar la información que te piden para poder tener tu clave para venta de vehículo usado.

Genera tu factura de automóvil mediante una distribuidora

Para comenzar, el primer paso será acudir a una distribuidora de vehículos (a la que desees venderle tu automóvil). Ellos se encargarán de realizar la solicitud del contrato de compra-venta necesario para poder hacer el trato, así como de la emisión de la factura en cuestión, según las normativas del fisco.

Llegado el momento de emitir el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) solo deberás autorizar a la distribuidora en cuestión para que la generación de tu factura sea realizada mediante el uso de un proveedor autorizado.

Considera que este proveedor puede ser un software contable privado que cuenten con los permisos de facturación adecuados para que todo el proceso sea legal, como lo es QuickBooks, o podría ser utilizado el sistema gratuito derivado del sistema del SAT.

Es así como, una vez que la distribuidora realice la emisión del CFDI o factura de la compra, procederá, por medio del proveedor de facturación, a generar el comprobante digital. En este caso, en el momento en el proveedor autorizado timbre el CFDI, todos los datos que se han generado de la transacción del automóvil serán recibidos oportunamente por el SAT.

Generar la factura de tu automóvil en el SAT

La segunda opción que tienes para poder generar tu factura si tu tipo de actividad registrada ante el SAT no te permite emitir CFDI es que se realice la solicitud de un permiso o rol especial que facilite el proceso. En este caso, para ayudarte a conseguirlo con éxito, te explicaremos todo paso a paso.

Lo principal y más importante es que tu comprador se encuentre de acuerdo con realizar esta operación, puesto que deberá llenar una solicitud de expedición de CFDI, el cual podrás encontrar aquí. Para poder completarlo debes darle tu número de RFC.

Por otra parte, el comprador deberá solicitar el permiso o el rol especial que permita la emisión de la factura del vehículo, para lo que se requiere que se llene una solicitud de aclaración. Para obtener toda la información sobre esta solicitud y poder realizarla deberás dar clic aquí.

Ten en cuenta que para completar el trámite deberá ser adjuntado la imagen digital correspondiente a la solicitud de expedición del CFDI. La misma deberá contar con la firma y los datos completos y adecuados de toda la información que se le pida.

Adicionalmente, es necesario que para completar este paso, durante el llenado de la solicitud de expedición, selecciones la leyenda “Autos Usados” y asegurarte de anexar correctamente la imagen digitalizada en el apartado “Añadir notas o anexos”.

Es fundamental que tengas cuidado con cada parte del llenado de los datos que se te pidan, puesto que cualquier error que se encuentre provocará que sea rechazada la solicitud.

Información que debes tener presente al momento de llenar el CFDI

El llenado de un CFDI es de suma importancia, por lo que debes tener cuidado al momento de hacerlo. En este caso, bien sea que lo hagas por medio de un facturador privado o a través del sistema del SAT, es indispensable que incorpores cierta información dentro de la misma.

Con el fin de ayudarte a conocerla, te daremos una lista a continuación:

  • Marca, submarca, tipo y versión de tu vehículo.
  • El color principal, así como los secundarios en el caso de que existan.
  • El año y el modelo.
  • El reporte del kilometraje recorrido.
  • El número de identificación vehicular o NIV.
  • La capacidad con la que cuenta el vehículo.
  • La clave vehicular del mismo.
  • El número de placas.
  • El número de inscripción al REPUVE.
  • La fecha y la hora para la entrega del vehículo, así como el lugar acordado para dicha entrega.

Por último, es indispensable que tengas claro que debes aclarar en las “notas adicionales” que esta factura no requiere el ingreso de IVA y que la retención del ISR solo se ingresará en el caso de ser necesario.

Aunque muchas personas no lo crean, vender un automóvil usado debe ser reportado y tomado en cuenta para los reportes y las declaraciones anuales de las partes correspondientes. No solo para aplicar las deducciones, sino para tener un control completo de tus movimientos durante el año.

De igual forma, es normal que pienses que todo esto es demasiada información nueva, por lo que te indicamos que siempre podrás ponerte en contacto con la asesoría del SAT y despejar tus dudas una a una.