Formas para descargar tu RFC desde el portal del SAT

Mantener tus documentos legales actualizados y reguardados fomenta que puedas cumplir con tus diligencias de manera rápida y eficaz en cada momento. Esto es indispensable, sobre todo si trabajas con clientes y debes realizar muchas transacciones y gestiones con entes gubernamentales.

Por tal motivo,  contar con tu RFC a la mano es importante  para que puedas cumplir adecuadamente con tus trámites dentro del  SAT  y fuera de él, mejorando tu reputación ante los demás.

Con esto en mente, a continuación te explicaremos distintas formas de cómo descargar tu RFC desde el portal del SAT.

Mujer con calculadora frente a la pc

Importancia de tener tu RFC

Tu RFC no solo tiene que ver con el hecho de agilizar tus trámites ante el SAT, sino que tiene otras implicaciones que debes analizar de cerca, para poder llevar una vida financiera sana y libre de problemas que puedan generarte disgustos y hasta perdidas, ya sean personales o de tu negocio.

En este sentido, podemos decirte que parte de llevar una contabilidad de buena calidad se encuentra en los detalles que pasas por alto como el tirar los tickets luego de realizar una compra o de haber disfrutado de un servicio, olvidar tu RFC a la hora de pedir una factura y subestimar los beneficios que te pueden otorgar el contar con tu Registro Federal de Contribuyente en todo momento.

El RFC es la clave integrada por 12 o 13 caracteres alfanuméricos que te asigna el SAT para identificarse dentro de su sistema, bien seas una persona física o moral. Su función es facilitar el ingreso al sistema de los ciudadanos, así como favorecer las declaraciones de impuestos, las creaciones o cancelaciones de facturas y las otras muchas diligencias que se pueden realizar dentro o fuera del SAT.

Todo esto hace que sea de suma importancia que cuentes con tu RFC siempre a la mano, pudiendo colocarlo dentro de tu cartera, para no tener que depender de tu memoria y realizar tus trámites con la mayor eficiencia posible.

Cómo descargar mi RFC desde el portal del SAT

Como ya hemos dejado claro, el RFC es muy importante para realizar distintas diligencias de la vida cotidiana y financiera de una persona. Sin embargo, muchas no saben cómo acceder nuevamente a él si se les pierde o se les olvida su código. Por ello, te explicaremos como hacerlo de forma sencilla y rápida.

Ten en cuenta que existen dos formas de hacerlo de forma conveniente. Bien sea que conozcas tu RFC y solo quieras contar con la impresión del mismo o que quieras consultarlo para saber cuál es el código que te corresponde.

Descarga conociendo tu RFC

Para comenzar, ingresa en la página web del SAT. En su menú principal (se encuentra en la parte superior) encontrarás unas cuantas opciones para escoger. Selecciona el apartado de “Trámites del RFC”, donde se te desplegará un submenú con algunas alternativas.

Página principal del SAT, señalando los trámites que se pueden hacer  para el RFC

Haz clic sobre la que dice “Reimprime tus acuses del RFC y genera tu constancia”. Esta es la tercera opción en el submenú. Esto te llevará a una nueva página con un formulario que debes llenar, según sea la información que tengas.

Área de inicio de sesión en el sistema SAT

En este apartado te piden tu código RFC, el cual deberás escribir exactamente como es; tu contraseña o e-firma (depende de cuál de los dos tengas activo) y solucionar el captcha que te proponen en la parte baja del formulario.

De igual forma, es importante señalar que la página te brinda distintas opciones para que puedas realizar tu trámite sin problemas, aun cuando tengas algunos contratiempos como: Olvidar tu contraseña, no tener contraseña o no tener e-firma portable.

Área con otras opciones para iniciar sesión

En el caso de que vayas a acceder con tu e-firma, deberás dar clic en el botón que se encuentra con su nombre al lado de “Enviar”, para que se desplegue la siguiente pantalla.

Zona de acceso con e.firma

Donde deberás rellenar las casillas con tu clave privada y demás información requerida por el sistema para permitirte ingresar con tu e-firma. Ten en cuenta que al ingresar con e-firma no es necesario colocar tu RFC, puesto que al colocar la validación de tu e-firma, tu RFC se coloca automáticamente.

Al terminar, presiona el botón “Siguiente” y podrás ingresar.

En la página principal de ingreso en el sistema, podrás ver algunas casillas e información para reimprimir tus acuses. No obstante, solo deberás hacer clic en “Generar constancia”, botón que se encuentra al lado de la opción “Buscar”

Página para reimpresión de acuses y generación de constancia de RFC

Esto generará un documento en formato PDF, el cual va a contener toda tu información fiscal: RFC, CURP, Nombre completo, entre otros. Podrás imprimirlo para tener tu RFC siempre a la mano.

Ejemplo de constancia de RFC

Por último, para ayudarte a realizar todo el proceso de mejor manera, te dejaremos un vídeo explicativo del proceso:

Consulta con CURP

La segunda forma en la que puedes tener tu RFC es con el uso de tu CURP. Ciertamente, este método no te permite realizar una impresión directa del mismo, pero puedes realizar una captura de pantalla y realizar la impresión del comprobante.

Este proceso lo explicamos más ampliamente en nuestro artículo de cómo sacar el RFC en el SAT con la CURP. A pesar de ello, te explicaremos los puntos clave del mismo.

  1. Ingresa a la página del SAT.
  2. Selecciona la opción de “Trámite de RFC” y seguidamente haz clic en “Ver más”.
  3. En la nueva pantalla de opciones, baja hasta llegar a “Validación de RFC” y selecciona “Consultar tu clave de RFC mediante CURP”
  4. Llegarás a una página con información general del proceso y deberás hacer clic en “Ejecutar en línea”.
  5. Te llevará a un formulario donde deberás colocar tu información principal (CURP y número telefónico inscrito en el sistema). Solo deberás darle clic en “Consultar” para que tu RFC aparezca en pantalla.

De esta manera, podrás conocer tu RFC sin tantos contratiempos, disfrutando de todas las ventajas que te puede ofrecer tenerlo siempre a la mano.

Descargar tu RFC desde el portal del SAT es un proceso que puedes elegir realizar con tu CURP o sin él, según sea tu requerimiento y tu deseo. Sin embargo, el portal hace que todos los trámites de sus contribuyentes sean muchos más ágiles, para facilitar los procesos y hacer que se pueda tener un mejor servicio cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *