Todo lo que debes saber sobre cómo imprimir la constancia de RFC

Persona leyendo información

Siendo la clave que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) asigna a sus contribuyentes de forma individual para que puedan efectuar actividades económicas en el territorio mexicano, el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es fundamental para todo ciudadano mexicano que desee iniciar su vida, tanto laboral como de emprendimiento.

En este sentido, podemos decirte que existen muchas personas que tienen dudas acerca de cómo imprimir constancia de RFC, dado que puede resultar complicado para muchos, sobre todo para aquellas personas que no se encuentran familiarizados con el sistema del SAT o con la tecnología en general.

Teniendo esto en mente, hemos preparado para ti un artículo con toda la información que debes conocer sobre cómo imprimir constancia de RFC, mostrándote las alternativas que existen en este caso, para que elijas la que más se adapte a tus necesidades.

Opciones para imprimir constancia de RFC

Comprobante de un RFC

Existe la posibilidad de que ya te encuentres registrado en el SAT, aun sin que tengas conocimiento de este hecho. Esto ocurre debido a que, al prestar tus servicios como asalariado o trabajador de un negocio, el patrón (en este caso tu jefe) puede tomarse para él la responsabilidad de darte de alta ante la autoridad fiscal, sin que tengas conocimiento de ello.

Todo este proceso puede llevarse a cabo por medio del encargado del personal (en muchas empresas se le llama oficina de Recursos Humanos), el cual te pedirá la entrega de un conjunto de documentos específicos, entre los cuales deberás incluir tu CURP.

Con este último dato, es posible que una tercera persona realice el trámite de ingresarte en el sistema del SAT, dándote de alta fácilmente y sin tener que darte a conocer dicha información. De esta forma, se podrá proceder a la retención de impuestos desde el momento en el que inicie tu pago por nómina.

Con todo esto claro, podemos decirte que existe, al menos, 3 alternativas diseñadas para que puedas obtener tu constancia de RFC, por lo que estudiaremos cada una de ellas de forma individual.

Obtén tu RFC con CURP

La Clave Única de Registro de Población (CURP) puede ser la clave que te permita encontrar tu RFC de forma rápida y fácil por medio de la web del SAT. Esta alternativa se enfoca mucho más al registro que a la búsqueda de una persona ya inscrita, por lo que si tienes el conocimiento de que ya te encuentras dentro del sistema, lo mejor es que sigas con alguna de nuestras otras opciones, descritas más abajo.

En el caso de que quieras realizar la inscripción o no sepas si ya te encuentras inscrito, solo deberás seguir los pasos que te describiremos a continuación:

Ingresa al portal del SAT. Ten en cuenta que no es necesario que acudas a ninguna oficina del SAT o presentar algún documento físico para conseguir tu inscripción, puesto que este método te permite hacerlo sin problemas.

Una vez te encuentres en la página inicio del sistema del SAT, deberás colocar el cursor de tu mouse sobre la opción del menú principal llamada “Trámites del RFC” y seleccionar el apartado de “Obtén tu RFC con la Clave Única de Registro de Población”, en el submenú que se despliega desde la primera opción.

Página de inicio del SAT con señalización de opciones

Seguidamente, te aparecerá en la pantalla un formulario donde debes capturar tu CURP, el cual debe estar completo con sus 18 dígitos alfanuméricos. En este punto, considera que si no conoces tu CURP puedes consultarlo de forma satisfactoria.

Pantalla de inscripción con CURP

También es necesario que resuelvas el captcha de seguridad y darle clic a “Continuar”.

Ahora se presentan dos caminos. El primero es que no te encuentres inscrito, por lo que te recomendamos seguir nuestro artículo específico sobre el tema: Todo lo que no sabías sobre cómo sacar el RFC en el SAT con la CURP, donde te explicamos todos los detalles para completar tu inscripción de la manera más ágil y sencilla.

El segundo camino se presenta si ya te encuentras inscrito, puesto que el sistema te indicará, mediante una leyenda, que tu RFC ya existe y que, en el caso de que lo desees, puedes obtener una constancia de RFC para impresión sin problemas.

Para poder obtener tu constancia es necesario que indiques algunos de tus datos de domiciliación, así como tu correo electrónico y teléfono de contacto, aunque estos dos últimos son opcionales.

Sin embargo, datos como: Código postal, entidad federativa, municipio o demarcación territorial, localidad, colonia, calle, número exterior, entre que calles se encuentra tu domicilio y referencias adicionales que permitan identificar tu dirección de forma más fácil, son obligatorios y deberás completarlos para poder continuar.

Al terminar de colocar todos los datos en el formulario, el sistema del SAT te permitirá ver tu constancia del RFC y podrás descargarlo en formato PDF. En él te informarán que tu CURP se encuentra registrado con el RFC que corresponda.

Además, como es un acuse o comunicado oficial del sistema del SAT, cuenta con una validez total delante de cualquier autoridad, por lo que podrás utilizarlo para cualquier trámite que necesites hacer, sea oficial o no.

Recupera tu contraseña del SAT

Es muy común que un contribuyente ya inscrito en el sistema del SAT olvide o extravíe su contraseña, siendo este el motivo por el que busca alternativas enfocadas a la impresión del RFC sin el uso de contraseñas en el SAT. No obstante, es mucho más fácil utilizar el tiempo para recuperar tu contraseña, dado que podrás hacerlo de forma satisfactoria tú mismo y sin problemas, siempre y cuando hayas, durante tu inscripción inicial, vinculado un correo electrónico válido.

En este caso, deberás ingresar en el servicio del SAT. En el menú principal, coloca el cursor sobre la opción de “Trámites del RFC” y, en el submenú que se despliega, selecciona el apartado para “Reimprime tus acuses del RFC y genera tu constancia”

Página de inicio del SAT con señalización de opciones

Este apartado te permitirá entrar en el sistema si conoces tu contraseña. Sin embargo, este no es el caso, por lo que te recomendamos que utilices la opción que se encuentra en la parte inferior del formulario que se llama “¿Olvidaste tu contraseña?”

Página de inicio de sesión en el sistema SAT

Debido a que este método para cambiar la contraseña es solo para contribuyentes que no cuenten con e.firma, se hace también relevante indicar que es únicamente para personas físicas. Por tal motivo, el sistema desplegará, posterior a tu clicado en la opción de olvido de contraseña, una leyenda preguntado si cuentas con firma electrónica.

Leyenda de confirmación de falta de e.firma

Haz clic en la opción “No” para continuar con el proceso y que traslade a una nueva pantalla donde deberás ingresar tu RFC y el correo que mantengas registrado en el sistema.

Área para restablecer contraseña

De esta manera, el sistema te proporcionará un link de recuperación de la contraseña que deberás recibir en tu correo en poco tiempo. Al recibirlo, solo deberás acceder al link enviado y crear tu nueva contraseña de 8 dígitos, según los parámetros de seguridad del sistema.

Visitar una oficina del SAT

El último mecanismo o método que te aconsejamos para conseguir imprimir tu constancia del RFC es visitar una oficina del SAT. Ten presente que es importante que cuentes con una cita para poder hacer el trámite (en el caso de que se trate de una inscripción), por lo que te recomendamos visitar nuestro artículo sobre Conoce los detalles de cómo sacar citas en el SAT, imprimir el acuse y cancelar la misma, donde te explicamos todo el proceso con detalles.

También es importante que cuentes con la documentación adecuada para que puedas completar el proceso sin problemas, ni dilaciones.

Otras alternativas

Es muy común que algunas personas intenten calcular su RFC sin la necesidad de entrar en el sistema del SAT, utilizando plataformas de dudosa procedencia para realizar el cálculo.

En este sentido, podemos decirte que si es posible realizar el cálculo de tu RFC contando con ciertos datos personales de tu propiedad (tu nombre completo y fecha de nacimiento). A pesar de ello, dichas páginas no son oficiales ni confiables, por lo que no podrás utilizar su información de manera legal y segura.

Considera que el único medio oficial para certificar una RFC es el SAT y no existe forma viable alguna con la que puedas conseguir una constancia válida legalmente sin utilizar su sistema.

Tener distintos métodos para conseguir tu RFC te permitirá saber cómo imprimir constancia de RFC sin problemas siempre que lo necesites. Por ello, no solo te hemos descrito un procedimiento, sino tres métodos diferentes, pensados especialmente para facilitarte la vida y hacer que puedas contar con lo que necesitas al momento y sin preocupaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *