Saltar al contenido

Descargar RFC con código QR

El RFC o Registro Federal del Contribuyente es un documento obligatorio, el cual debe ser tramitado por cada una de las personas que se encuentran inscritas dentro del SAT y que se ven obligadas a declarar y pagar impuestos.

Este documento permite que puedan ser identificados unos y otros, siendo una identificación única para cada persona.

Para que puedas obtener tu RFC de manera rápida y segura con el uso del código QR, lo mejor es que sigas leyendo y te enteres de todo lo que necesitas para este proceso.

Índice

¿Que es el RFC fiscal y para qué sirve?

En general, el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es una clave que se encuentra especialmente diseñada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) con el fin de identificar a cada uno de los contribuyentes que tengan alguna actividad económica dentro del país.

Esta clave resulta ser de carácter obligatorio para todo ciudadano mexicano sin distinción entre adultos, jóvenes y niños. Cabe señalar que los niños, aunque tengan RFC, no son tomados como contribuyentes, por lo que no cuentan con homoclave. Esto se debe a que requieren la clave RFC para sus trámites escolares.

En el caso de los adolescentes, deberán esperar hasta tener los 16 años cumplidos y contar con un empleo remunerado para poder conseguir un RFC con homoclave que los valide como contribuyentes del Estado.

El RFC sirve para muchas cosas, permitiendo que los contribuyentes puedan llevar a cabo distintos trámites y pagos, según sean necesario. Para que puedas conocer todos los detalles, a continuación te los explicaremos:

  • Tramite de documentos en el SAT. Para poder realizar la solicitud de distintos documentos derivados del SAT se hace indispensable contar con el RFC del contribuyente en cuestión.
  • Solicitar créditos. Al momento de pedir un crédito, la institución otorgante pedirá al solicitante que le presente la documentación adecuada, entre ellos su RFC. De esta manera, el proceso podrá seguir su cauce sin problemas.
  • Comprar y vender inmuebles. Para poder llevar a cabo el trámite de vender o comprar un inmueble, se hace necesario el contar con el RFC. Este proceso se puede o no llevar a cabo por medio del INFONAVIT, pero siempre requerirá de dicho documento.
  • Obtener los servicios del Servicio Social. Esta oficina también le pide a sus miembros la presentación del RFC como forma de validar su identidad y de poder revisar su información en el caso de ser necesario.
  • Declarar y pagar impuestos. Este proceso es obligatorio para todas las personas que realicen cualquier tipo de actividad económica en el país. Por ello, es necesario contar con el RFC que facilite el proceso de identificación y control de las personas al momento de hacer sus aportaciones.
  • Pagar servicios. Poder pagar por los servicios que se contratan también es un factor en el que el RFC se hace importante.
  • Facturar de manera legal. Tener la capacidad de expedir facturas para clientes y proveedores es importante, dado que así se deja constancia de los procesos económicos que se realizan durante un ejercicio fiscal. Esto ayuda a que al momento de declarar y pagar se tengan las cuentas claras y todo se lleve a cabo de mejor forma.

Estos son solo algunos ejemplos de los usos que se le pueden dar al RFC, aunque naturalmente no son todos. Ten en cuenta que este documento es fundamental para una gran cantidad de cosas, siendo necesario que cada persona cuente con el suyo de manera adecuada, incluso si se es extranjero, dado que aporta legalidad a todo tipo de trámites y diligencias.

¿Cómo obtener mi RFC?

Obtener el RFC debe ser un proceso que cada ciudadano mexicano o extranjero residente en el país deberá llevar a cabo. El mismo se obtiene por primera vez siempre de forma presencial, aunque se puede comenzar el proceso en línea.

En este sentido, una persona física podrá iniciar el trámite llenando los datos solicitados en el formulario electrónico: Inscripción al RFC. Una vez completados todos los espacios necesarios se podrá hacer el envío al SAT y se procede a imprimir la hoja previa con el número de folio que se le ha asignado.

Completada esta parte, ahora se deberá acudir con la documentación del trámite a una oficina del SAT (la de tu preferencia). Se entregará los documentos y se esperará para recibir la solicitud y el acuse de inscripción al RFC. También se pueden recibir algunos productos que se hayan derivado del trámite.

En dado caso que se desee realizar el proceso netamente presencial se hará importante que se registre una cita en el sistema para acudir con la documentación necesaria a una de las oficinas del SAT (la de tu preferencia).

Si no sabes cómo llevar a cabo el proceso de la cita, te invitamos a revisar nuestro artículo sobre el tema: Conoce los detalles de cómo sacar citas en el SAT, imprimir el acuse y cancelar la misma, donde te ofrecemos detalles de cómo hacerlo paso a paso.

El día y hora acordada se deberá entregar la documentación a la autoridad fiscal correspondiente para proceder con el trámite. Al finalizar, puede tardar unos 45 minutos, se recibe la solicitud, así como el acuse único de inscripción en el RFC.

Como imprimir cedula de RFC sin contraseña

Muchas personas tienen la duda de cómo pueden sacar su RFC sin contraseña y si esto es posible. La verdad es que si lo es, solo se debe saber cómo hacerlo.

¿Cómo sacar el RFC con código QR?

Tener el RFC con código QR puede tener varios usos importantes, como verificar ciertos documentos oficiales con el uso adecuado de un software adecuado, el cual permita la lectura de este conocido código de barras bidimensional.

Además, también facilita que se puedan realizar pagos de servicios en establecimientos que se encuentren autorizados para ello sin problemas.

En este caso, conseguir obtener el RFC con código QR no es nada complicado, ya que se deben seguir los mismos pasos establecidos para sacar el RFC con homoclave, terminando por escanear el código que aparezca al finalizar el proceso.

¿Cuánto cobran por sacar el RFC en un ciber?

Poder sacar el RFC es importante, por lo que muchas personas pueden hacerlo utilizando un servicio de ciber.

Es importante precisar que el sistema del SAT promueve que estos trámites sean gratuitos para cada contribuyente, por lo que el precio a pagar será el determinado por el negocio que preste el servicio.

Por ello, lo mejor es preguntar el costo del procedimiento en el establecimiento comercial, puesto que los montos pueden cambiar de un sitio a otro e, incluso, pueden aumentar o disminuir con el paso del tiempo.

El RFC es un código muy importante para toda persona que se encuentre inscrito como contribuyente en la plataforma del SAT. Por ello, es fundamental que se sepa cómo obtenerlo de distintas maneras, para siempre utilizar la que mejor se adapte a cada situación.